Localizado en la parte norte de nuestro territorio, se trata de uno de los espacios naturales más espectaculares de la provincia de Huesca y por ende de Aragón.

Con más del 70% de su superficie por encima de los 1.800 metros, oscila entre los 1.500 metros de los fondos de los valles, hasta los 3.404 metros del Aneto. Son espectaculares los paisajes de alta montaña creados por efecto de los glaciares que esculpieron largos valles en forma de U, colosales circos y profundas cubetas, ocupadas actualmente por centenares de ibones (nombre con el que se conocen en Aragón a estos lagos de montaña de origen glaciar).

Las opciones más habituales para visitar el Parque son:

  • Por el embalse de Llauset: A este embalse se puede acceder en coche por una pista que parte de la población de Aneto. Desde este punto se pueden hacer las excursiones al ibón de Botornás, al ibón de Cap de Llauset o a los ibones de Angliós.
  • Por el valle de Salenques: Para acceder a este valle hay que dejar el coche en el aparcamiento que se encuentra en la carretera nacional N230 junto al puente sobre el río Salenques, próximo a la cola del embalse de Baserca.

Para obtener la información de este espacio natural se puede visitar el Centro de Interpretación ubicado en la población de Aneto.